Primer Premio Certamen Literatura Nova

Tuve la suerte de obtener el primer premio en el I Certamen Literario organizado por la comunidad de escritores Literatura Nova ( literaturanova.com ), con un cuento titulado “Simulacro”.

Desde esta página pueden leer todos los cuentos ganadores: http://literaturanova.com/i-certamen-literario-literatura-nova

Anuncios

Mención en el Premio Mujica Láinez 2011

Mi cuento “Dieciocho treintaidós” ganó ayer una mención en el Concurso Municipal de Literatura “Manuel Mujica Láinez”. El jurado estuvo conformado por Martín Kohan, Pablo de Santis y María Rosa Lojo.

Aquí la noticia.
Y un video del asunto.

Sobre las Obras Completas

Todo autor tiene sus obras completas, y casi me da pudor mencionar que ese es el grupo de obras que ha terminado (pero es de peso para el argumento). Sin embargo, es notable que un autor aún vivo pueda publicar sus Obras Completas, así, en mayúsculas. Deberían llamarse Obras Hasta Ahora, o incluso Obras Terminadas; la diferencia es meramente connotativa –Obras Completas es una frase hecha, una frase que automáticamente implica a todas las obras que durante su vida escribió tal autor, mientras que obras terminadas, menos hecha hasta ahora, implica que hay obras terminadas pero que la obra (esta palabra singular y de más de un modo colectiva) de un autor no lo está. “Policial” no es un mero adjetivo; levanta en la mente una serie de asociaciones, métodos, dinámicas, enigmas y nombres familiares.

Construí el párrafo anterior simplemente para llegar a esta sugerencia: las Obras Completas son un género literario. Más

Teoría de las formas

Escribiendo un libro, me quedaron dos, al menos dos. No para intentar algo con ellos, aunque sirvieron de experimento. A esta altura, no creo que un libro de cuentos se pueda concluir alguna vez. Mucho menos dos.

Los textos se recortan, se multiplican, hacen lo que quieren, se apulpan

Si de algo sirve la forma de la novela es que en algún momento busca concluirse. Un agotamiento, o un fortalecimiento, cualquier reacción, cualquier cambio de equilibrios, le provoca una clausura creciente, como un virus que la contamina. En cambio, me da la impresión que la forma de los relatos, de una colección de relatos, tiende a recortarse más artificialmente, a buscar un recorte que lo termine; quiero decir que está uno mismo que le fuerza encima esa conclusión natural propia de la novela, de la que la colección de cuentos carece por completo y hacia la cual no tiende (se desentiende de ella). Cada cuento abre en vez de cerrar. Más de una vez, esos recortes funcionan como descartes, y multiplican los libros en vez de clausurarlos.

Hemingway

Hemingway, ese tema enorme, como un iceberg, como un polo,  un territorio y a la vez un magnetismo. Alguna vez tuve una manera de pensar en la literatura que era así: la literatura es todo el espacio y la tensión que pasa entre algo que se podría llamar Hemingway y algo que se podría llamar Faulkner. Ese algo puede ser una figura imaginaria o un territorio. Me lo digo más como una curiosidad que otra cosa, una foto de algún pasado, perdida por ahí, una época en la que muchas cosas eran diferentes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En una biblioteca que ya no existe, cuyos restos yacen en el ICANA de Capital, leí hace unos quince años un librito titulado Hemingway on Writing, una suerte de ayudamemoria de todos esos momentos en los que Hemingway rompía su regla, la capa de hielo, y la escritura sobre la escritura salía bien visible a la superficie.  El librito no es más que una colección de citas, sin explicaciones ni aclaraciones (salvo el silencio: categorías, criterio de selección), y junto con otro de Faulkner (Faulkner in the University, a su modo bien distinto también un libro de citas textuales) me persiguieron la imaginación durante tiempo. El de Faulkner lo conseguí hace unos pocos años, el de Hemingway aún no; aunque jamás estuvo fuera de circulación, es una figurita más difícil. Más